columna-opinion-jujutsu

Jujutsu Kaisen y feminismo: El gran cambio del shōnen

Jujustu Kaisen rápidamente se ha convertido en una de los mejores animes de la nueva generación. Estrenada en plena pandemia en 2020, escaló los rankings japoneses hasta no solamente dominar el mercado asiático, sino que también Estados Unidos y Latinoamérica siendo una de las series más vistas.

Un poco más tarde el estreno de “Jujutsu Kaisen 0” fue un éxito de taquilla que hasta el día de hoy se mantiene en algunos cines. Contrario a lo que se podría pensar, la razón de su éxito no es simplemente la sensualidad de Gojo Satoru, que es capaz de convertir a cualquier hombre heterosexual en gay solo con una mirada.

Para ponerlo simple, Jujutsu Kaisen cuenta la historia de Yuji Itadori un estudiante de secundaria, quien tras ingerir un peligroso talismán para obtener “superpoderes” se convierte en el recipiente de Ryomen Sukuna, un poderoso espíritu maligno. Gracias a esto, ahora debe dirigirse hasta la Preparatoria de Hechicería donde aprenderá a controlar sus “nuevos poderes” y ojalá evitar ser asesinado. ¿Te suena familiar? Pues contado así podría ser la historia de cualquier shōnen.

Una de las críticas iniciales del anime era su similitud con otras series: los “fantasmas” de “YuYu Hakusho”, el funcionamiento de los poderes en “Hunter X Hunter”, y la distribución de equipos de “Naruto”. Aparentemente, nada nuevo. Pero con un gran detalle clave que ninguno de estas colecciones tiene y ese es Nobara Kugasaki, Maki Zenin y un montón de increíbles personajes femeninos.

Aunque el shōnen no es un género propiamente tal, sino más bien un grupo demográfico, aun así, cumple ciertas características que lo hacen reconocible. Diseñado para ser gustado por los hombres jóvenes japoneses, contiene peleas o grandes escenas de acción, un protagonista masculino adolescente y lo más importante: mujeres voluptuosas y atractivas.

Por lo general, las mujeres que aparecen en el este tipo de animes, independiente de su rol e importancia en la historia solo se enfocan en dos tipos: la que es atractiva y constantemente se ve en vuelta en peleas que la dejan con toda su ropa rasgada o la que está enamorada del protagonista y gira toda su vida en torno a él. Muchas veces sin una sola conversación que no gire en torno a un hombre y menos, una historia propia y profunda que explique la motivación del personaje.

Gege Akutami, ha cambiado este modelo con la presentación de sus increíbles personajes femeninos quienes han demostrado que a pesar de convivir con fuertes protagonistas masculinos pueden tener una historia y convicciones propias. Y por supuesto igual que todos los chicos en el shōnen, son capaces de darlo todo en una pelea contra el más fuerte.

“A mí me gusta vestir elegante e ir la moda. Y me gusta ser fuerte.” Es la frase que marca a Nobara Kugasaki la protagonista femenina del anime justo cuando es criticada -por otra mujer- en una pelea, reclamando que debido a su género no importa lo buenas que sean sus habilidades de combate para ser reconocida si no es lo “suficientemente atractiva”. Y la verdad es que, si esto no es feminismo, entonces no sé qué es.

¡Tu opinión importa! Escribe en SenpaiTV

¡Buscamos a los mejores #ColumnistasSenpaiTV! Si te apasiona el mundo anime y todo lo que abarca la cultura japonesa envía tu artículo a admin@senpaitv.com y estarás participando por lindos premios.