“El Castillo de Cagliostro”: Lupin en los trazos de Hayao Miyazaki

Hablar de Hayao Miyazaki es ir automáticamente al Studio Ghibli pero ¿Qué hay de sus trabajos anteriores? Antes de ver nacer el famoso hogar de Totoro, Miyazaki incursionó con otro personaje. Me refiero a Lupin El Tercero o Lupin The Third, un ladrón de guante blanco que tiene mucho carisma y fue gracias a Miyazaki. 

Todo el trabajo que fue construyendo en la primera serie animada de Lupin – también estuvo a cargo de eso- se pudo ver reflejado en El Castillo Cagliostro (1979), película que, además, mostró toda la magia de Ghibli antes de que existiera el estudio. 

Antes de ir al El Castillo Cagliostro hay que hablar sobre su protagonista. ¿Quién rayos es Lupin? Él es un ladrón de guante blanco y fue creado por Kazuhiko Katō, conocido como Monkey Punch quien en 1967 presentó las historias de Lupin que fueron bastante crudas y maduras para ser una historieta japonesa. Junto a él aparecen otros personajes, entre ellos su fiel amigo Daisuke Jigen, un experto en armas y el samurái  Goemon Ishikawa XIII. También recibe ayuda de Fujiko Mine, su rival, quien trabaja con ella y otras veces son enemigos. Ellos son perseguidos por el inspector Koichi Zenigata quien tiene como misión capturar a Lupin.

Lupin tuvo su propio animé en 1971, adaptaron su historia a una serie animada que en sus primeros capítulos no convenció a TMS Entertainment ni a la audiencia, así que despidieron a quien estaba encargado, Masaki Ōsumi, e ingresó la dupla de Hayao Miyazaki e Isao Takahata dándole un nuevo aire a los personajes. Estos cambiaron siendo más optimistas, y menos crudos. Tras esto hubo buena recepción y en 1979 Miyazaki realizó El Castillo Cagliostro, película animada que muestra a Lupin y Jigen en una aventura/romántica que tiene todos los sellos y detalles del Studio Ghibli, pero en esa fecha ni siquiera existía el famoso hogar de Totoro. Solo era la magia y los trazos de Hayao.

En pocas palabras la historia de El Castillo Cagliostro muestra a Lupin y Jigen entrando al país de Cagliostro, lugar donde deberán rescatar a Clarisa, joven heredera de la familia Cagliostro, quien se ve forzada a contraer matrimonio con el Conde Cagliostro.

Lupin no quiere robar a Clarisa para obtener las riquezas de Cagliostro, quiere rescatarla y lo hace por otras motivaciones que llegan a ser personales. Esto muestra a un ladrón de guante blanco siendo el héroe, una idea bien romántica de alguien que opera fuera de la ley pero funciona ya que el personaje es ladrón, no asesino. Por otra parte, la magia de Miyazaki se ve en todos lados, incluyendo su arte con escenas tan pequeñas como la de Lupin y Jigen escapando de un banco con secuencias tan rápidas donde ambos corren saltando obstáculos y fácilmente se viene a la mente la pequeña Ponyo corriendo por el mar.

Otro de los sellos de Miyazaki que aparece en El Castillo Cagliostro son los aviones, algo que el director no puede dejar de lado en sus obras y aparece en la película pero no es algo forzado, muestra lo ostentoso que es el Conde en su castillo al tener su propio helicóptero privado pero uno que en la vida real es difícil que exista. Uno que solo existe en la imaginación de Miyazaki.

Dentro del mundo del cine se ha destacado una escena en particular de El Castillo Cagliostro, se trata de la persecución en auto. Esta escena en la que Lupin y Jigen suben a su Fiat 500 para salvar a Clarisa quien es perseguida por hombres armados sobre un auto es lejos una de las mejores escenas animadas de persecución. Incluso el mismo Steven Spielberg alabó ese trabajo y lo inspiró en algunas de sus películas ¿Aló? ¿Indiana Jones?

Los personajes femeninos dentro de El Castillo Cagliostro son fuertes, si bien Clarise se ve sometida ante el Conde, mientras avanza la historia va tomando una postura más segura y se arriesga (de a poco) para escapar de su tormento. Mientras que Fujiko, a quien la han presentado de forma sensual en el manga y en otras series animadas de Lupin, acá es distinta. Una mujer segura de sí misma, con habilidades similares e incluso superiores a las de Lupin. Incluso ella deja en claro una cosa. Fue pareja del joven protagonista, pero fue ella quien lo dejó.

El Castillo Cagliostro es una maravillosa animación de Hayao Miyazaki que muestra a personajes carismáticos, llenos de esperanza, a pesar de que todo está en su contra. Villanos temibles que, a fin de cuenta, uno sabe que no pueden ganar ya que en el imaginario de Hayao el amor y la esperanza pueden superar cualquier obstáculo.

Como dato extra, el mismo Kazuhiko Katō, mejor conocido como Monkey Punch y creador de Lupin, dijo que la versión de Miyazaki es la mejor adaptación de su personaje. Además, el personaje de Lupin ha influenciado en otros artistas, entre ellos Shinichiro Watanabe con Cowboy Bebop. Es cosa de ver los fans arts entre Lupin y Spike.

¡Tu opinión importa! Escribe en SenpaiTV

¡Buscamos a los mejores #ColumnistasSenpaiTV! Si te apasiona el mundo anime y todo lo que abarca la cultura japonesa envía tu artículo a admin@senpaitv.com y estarás participando por lindos premios.